folleto0001
16_web_fr_dona_ppal
16_web_fr_hs_01
Tienda online Cudeca
nuestros_sponsors_es
Dónde estoy: Barra corporativa / Voluntarios / Experiencia de voluntarios
 
jandew(1)
Joan Hunt y Eileen Wiggett, voluntaria desde 1994
Eileen Wiggett
Los voluntarios vienen a colaborar con nosotros por motivos muy variados y pueden terminar desempeñando diversas funciones. En la última revisión, realizada a finales de 2007, había más de 600 voluntarios trabajando para Cudeca. Con diferencia, el programa con mayor número de voluntarios es el de los rastrillos benéficos, con más de 450 voluntarios. Los Rastrillos Benéficos están en contacto con el Centro semanalmente con el transporte de los artículos desde las Tiendas al Centro y de unas tiendas a otras.


A continuación se encuentra la recaudación de fondos, que tiene a su disposición un grupo de más de 100 personas que prestan su ayuda en eventos como la marcha Walkathon, la ceremonia Enciende una luz y la Campaña del girasol (y muchos más). La Unidad de Día cuenta actualmente con 33 colaboradores en el Centro de día, 7 ayudantes en los equipos de Asistencia a domicilio, 6 que ayudan en otras actividades que contribuyen al buen funcionamiento del Centro y 19 conductores que trasladan a los pacientes al Centro y de vuelta a sus domicilios.
gracia2
Gracia Talavera Franquelo

Gracia Talavera Franquelo
¡Hola¡ soy Gracia Talavera Franquelo. Mi entrada en la Fundación Cudeca como voluntaria de tienda, fue muy fácil y agradable. Un día, entré en la tienda de la Avenida de la Estación y cual no sería mi sorpresa, cuando me encontré con Elena, estuvimos hablando y le conté que mi marido había fallecido de cáncer hacía un año, aparte de entristecerse, sus palabras fueron :”Tú lo que necesitas es venirte aquí, verás cómo te servirá de ayuda, no será para olvidar, pero sí para entretener tu mente, pásate otro día y te diremos en qué turno entras”. Así, entré el 21 de septiembre de 1997, ¿qué me ha aportado entrar en la tienda? A sentirme bien, le das otro sentido a tu vida, aportando un granito de arena, haciendo una buena obra. Para mí es una terapia, me da satisfacción, te relacionas más, encuentras compañeras, y también amigas. Estoy dando horas de vida para tan buenísima causa. Trabajo 3 días a la semana y me siento bien, este año hace 14 años que estoy entregada a la Fundación y me llena ser voluntaria.

mima
Mimma Bresciani Saino

Mimma Bresciani
Me llamo Mimma Bresciani Saino y desde 1997 soy parte del “ejército de voluntarias de Cudeca”, fue una casualidad, una amiga me habló de esta ONG, y pensé, “necesito hacer algo útil”, me incorporé y …¡¡ son ya 14 años ¡¡

CUDECA me ha ayudado mucho a superar la pérdida de mi marido, que falleció en 1993. Al mismo tiempo pienso que he sido útil para la estupenda causa que la misma desarrolla para los enfermos. Me olvidé de decir, que soy italiana y que he cumplido este año los 80 ¡¡¡

Tengo la ilusión de que hasta que tenga lucidez y buena salud pueda seguir colaborando por las causas tan valiosas de Cudeca.

Aconsejo a los que tienen tiempo libre, de hacer voluntariado, que es una cosa seria y útil para los demás y para uno mismo.

 

justa
Justa de Dios

Justa de Dios
Cuando pierdes a tu ser querido por la terrible y temible enfermedad del “cáncer·, parece que ya nada tiene sentido en nuestras vidas; nos refugiamos en el propio dolor psíquico, sin ver otro horizonte que la “autocompasión”


Los psicólogos hablan de la “inutilidad del sufrimiento” y para salir de ese “túnel (que puede conducirnos hacia un camino sin retorno) nada mejor que alejarnos de nuestro “YO”, e ir al encuentro de la vida real, que nos proporcionará un formidable abanico de posibilidades para encauzar nuestra “nueva vida” ¿Cómo?...

Esta será nuestra opción personal , que seguro nos ayudará a valorarnos más a nosotros mismos  y en mi caso concreto estoy totalmente segura de haber elegido una magnífica opción.

Mi andadura en Cudeca es bastante reciente, pero firme y sólida. Hace poco más de un año, perdí a mi marido como consecuencia de un tumor maligno en la vejiga. Cuando recibí la dura información de los doctores sobre un final  inminente, todo perdió sentido para mí, pero al final de ese “túnel oscuro”, se encendió una tenue luz y tuve tiempo para prometerme a mí misma que yo ayudaría (no sé cómo) a otras personas que padecieran cáncer.

Si en tu vida anhelas algo o tienes un objetivo concreto a alcanzar, ¡ deséalo con todas tus fuerzas¡ y este deseo se hará tangible en un plazo más o menos corto en el tiempo”
 
Y mis deseos se vieron cumplidos. Cuando visité el Centro de Benalmádena, en ese preciso instante sentí algo muy “especial” que me animó a seguir adelante con mi idea de colaborar con Cudeca, bien con donativos o legados, pero yo necesitaba algo más ¡ser voluntaria de Cudeca¡, lo necesitaba y lo DESEABA, para salir de ese estado de autocompasión.

Bien, en Cudeca aparte de la Unidad de Ingresos y Centro de Día, existen los diferentes departamentos de Administración, Captación de Fondos, Eventos etc, en uno de los cuales estoy dedicando un poquito de mi tiempo, experiencia laboral y muy buena voluntad de hacer algo por los demás; dedico unas pocas horas un día a la semana pero para mí ese “día” es especial y me ayuda mucho a pasar el resto de la semana con la mente ocupada, llena de proyectos y actividades.

En Cudeca he encontrado una “gran familia” que me demuestra mucho cariño y afecto, sin contar lo útil que me resulta el intercambio de ideas con personas mucho más jóvenes que yo, quienes despiertan en mi nuevas inquietudes para ampliar y perfeccionar esos conocimientos que en algunos casos se estaban quedando obsoletos.

Mi mayor admiración para esa “Gran Mujer” Joan Hunt, que supo salir de sus “momentos difíciles” para dedicarse a los demás y proporcionar a otros esa forma especial de “cuidados paliativos” que reciben todos los enfermos que llegan a Cudeca.

Gracias a todos los amigos de Cudeca, donde espero compartir muchos buenos ratos.

pepe_martinez
Pepe Martínez, Joan Hunt y Mercedes Muñoz
Mercedes Muñoz y Pepe Martínez (el que suscribe) formamos parte del equipo de voluntarios desde el año 2.002. Recién jubilados nos vinimos a vivir a Fuengirola donde contactamos con CUDECA. Queríamos colaborar con alguna organización que dedicara su objetivo a ayudar a la parte más débil de nuestra sociedad: los enfermos. Tratamos de pertenecer a un grupo con el que nos sintiéramos identificados. Estas y otras motivaciones personales nos llevaron a lo que hoy es Fundación CUDECA.
 
Hemos tenido la gran suerte de colaborar en una excelente organización. Con unos objetivos claros de ayuda real a personas enfermas de cáncer terminal. Con un grupo liderado por una dama Joan Hunt, de cualidades empresariales y humanas notables y actualmente con dirección médica de la Dra. Marisa Martín y financiera de D. Rafael Olalla de alta responsabilidad.
 
Una organización democrática donde el dinero es importante en tanto está al servicio de las necesidades de los enfermos. Puesto que toda la asistencia es gratuita.

En CUDECA destaca la transparencia en todos sus aspectos. Desde el sistema de control de recaudación de fondos hasta su administración y gasto. El aspecto económico seamos realistas es la columna que sostiene cualquier iniciativa.
 
En estos diez años de colaboración hemos visto nacer y crecer esta organización. Nacieron sus rastrillos o tiendas “second hand” sostén muy importante de captación de recursos. Mercedes lleva estos años seguidos ejerciendo cada Jueves en el Rastillo del Arroyo de la Miel en común unión de su compañera Matilde que además nos sirvió de introductora en CUDECA. Hemos colaborado en los primeros Walkatom, que aumenta en número de participantes cada año. Tal vez lleguemos a competir “sine díe” con el de Nueva York. El día del Girasol somos asiduos el día del Corpus Christy en Benalmádena.
 
Portando nuestras huchas recaudatorias. Y un sinfín de eventos prolijo de enumerar.
 
En estos años hemos visto evolucionar esta asociación sorteando obstáculos con determinación y constancia.
Me parece destacable el maridaje entre ingleses y españoles que en buena medida es el origen del reconocimiento de la sociedad civil a la que atendemos.
 
Me importa destacar un aspecto que considero de importancia y es la labor de Formación que desarrolla el Dpto. Médico. Con iniciativas propias dando cursos o en colaboración con estamentos médicos especializados en la medicina paliativa. La Formación en cualquier saber es el motor que hace avanzar a los pueblos.
 
Hoy a los diez años y tal vez con un poco de menos fuerza pero seguimos con el mismo entusiasmo. Porque en nuestra opinión : “Esto no ha hecho nada mas que empezar”.
 
vol_maura(1)
Maura T. Kinahan

Maura T. Kinahan
Cuando dejé de trabajar a jornada completa hace uno años, decidí hacer algún trabajo voluntario. Como conocía el magnífico trabajo que estaba realizando Cudeca, me dirigí a ellos y me aceptaron para trabajar en el Centro de Arroyo de la Miel.

Me gusta mucho la variedad de cosas que tengo que hacer; cada día hay algo diferente y muy interesante. Nunca me aburro y además también hay algo importante: no hay stress. Todo el mundo es alegre y animado, y resulta muy fácil trabajar con ellos.

Trabajar en el Centro me proporciona una sensación de satisfacción que me resulta muy difícil de expresar. Ser voluntaria de Cudeca me hace sentir bien y satisfecha. Siempre vuelvo a casa feliz después de cada día de trabajo. Gracias, Cudeca.

ppalmer
Pat Palmer

Pat Palmer
Desde 1991, mi marido Colin y yo, recaudamos fondos para la investigación y cuidados del cáncer en Reino Unido. En 2002, decidimos jubilarnos y trasladarnos a España, pero queríamos continuar ayudando a la causa, ya que muchos de nuestra familia y amigos cercanos han sido afectados por la enfermedad.

Como siempre he realizado muchos trabajos manuales, me encantó cuando Cudeca aceptó las tarjetas que fabrico como artículos que pueden ser vendidos en las tiendas benéficas. Después de ganar confianza a través de la fabricación de tarjetas, me involucré en el “equipo de las huchas” y tengo más de 20 huchas repartidas por la costa. Disfrutamos mucho ayudando con la “Campaña Girasol” y este año también participamos en el “Walkathon”, recolectando 588 euros gracias al apoyo y a la contribución de muchos bares y restaurantes.

Lo que realmente nos satisface es dar tiempo a otros menos afortunados que nosotros.
 



Avenida del Cosmos, s/n
29631 - Arroyo de la Miel
Málaga, España
Telefono:952 56 49 10

ico_xhtml
ico_css2